27 de septiembre de 2009

¿Me quedaré solterona?

Mi mamá, 26 años mayor que yo, era enfermera de la Cruz Roja y amaba su carrera. Era quizás feliz así su trabajo no representara grandes ingresos. Un día cometió el error de enamorarse, casarse y concebirme; y entonces hasta allí llegó su felicidad. Por las malas decisiones que se toman en la vida se dedicó de lleno al hogar y a criarme, y dejó de lado su emocionante vida en la enfermería. Nunca supe por qué rayos mi mamá lo hizo. ¿Si era feliz en su trabajo, no era cuestión de darse una licencia y listo?, Tal vez.  Sin embargo, asumió su reto y sus consecuencias, aunque después de eso, su profesión cambiara de enfermera por la de Ama de casa.

Si, no entiendo el por qué hay señoras que han tomado este tipo de osadías y a cambio sufren de cierto complejo de frustración al ver cómo sus carreras se truncan, como si casarse y trabajar fueran opuestos, y entonces, les dicen a sus hijos que nunca cometan el mismo error que ellas. Bien, En mi familia, este caso se repite en varias personas y afortunadamente yo lo tengo muy claro con el ejemplo de mi mamá.

A pesar de esto, No entiendo por qué las abuelitas creen todavía en que una mujer se debe preparar en la vida para tener un hogar, hijos, familia y un bello marido a quién servirle. Para ellas (o por lo menos para la mía) el hecho de no saber hacer ni siquiera un huevo frito, me pronostica la mas grande de las infelicidades, la amargura total y fracaso en el matrimonio si llegase a haberlo. Una mujer que no sepa servirle a su marido será cambiada por otra que si lo haga. Dice a veces. No creo que tenga del todo la razón.

No señores, la experiencia de mi madre, me dice que es un completo error limitarse a que las mujeres tengan que estar dedicadas por completo al hogar, así sean abogadas, arquitectas, médicas o cualquier cosa. En mi caso, que soy negada para la cocina y otras labores, no me dan preocupación alguna. Para alcanzar la felicidad, no se necesita saber hacer un tinto.

Mis entradas a la cocina son tan esporádicas como ligeras. A menudo prefiero las cosas casi terminadas que venden, que aventurarme a construir un plato sofisticado y apetitoso porque no desarrollé el suficiente ingenio para llevarlo a cabo. Tal vez, mi mamá no quiso que yo aprendiera de a mucho, porque si no podría terminar metida allá, criando 5 chinos y barriendo la casa a toda hora. Puede que yo no haya escogido la enfermería como opción de vida, pero tampoco la de ama de casa, y no sólo porque no sepa defenderme en las complicadas labores culinarias.

Leyendo el post de este personaje “Nunca fui de las chicas más sensibles, ni las mas cute, ni las mas detallistas. Oh dios, casi que odio la cocina, cocino para no morir de hambre, es la verdad, y cuando le cocino a alguien, que eso pasa cada…. lo hago con esmero pero con una pereza inicial gigante” creo que me pasa lo mismo, y por eso me doy cuenta que hoy en día eso es lo mas común del mundo, y que las proezas de mi abuelita en la actualidad no tienen mucha vigencia.

Ahora, si dentro de mis planes estuviera casarme, el señor en cuestión tendría que saber de antemano, que su futura esposa no es un as en la cocina, que no le interesa en lo más mínimo aprender a hacer un estofado ni la mas estrafalaria receta y que no está dispuesta a atenderlo como un rey. Si él, bajo estas circunstancias contempla todavía casarse, sabe a qué atenerse, aunque al bajarse de la nube salga corriendo.

Tal vez el concepto del hogar ha cambiado de tal forma, que cada vez los roles se unifican y se comparten por la pareja. Es increíble pensar en que una vida exitosa se limite al matrimonio y que la mujer atienda a el hombre como un rey, y la eduquen de tal forma. No, la vida en pareja ahora se asemeja –en mi ideal – a un trabajo en equipo, en el que ambos dan y ponen de su parte, en el que los dos se turnan las comidas de la casa, el aseo y todo lo demás que el hogar implique. Si no, señores, no es mi idea casarme para ser la esclava de otro pendejo o para dejar mi carrera botada para convertirme en un ama de casa, mientras él se dedica a vivir su vida y llegar a casa para que le tengan la comida servida.

Será por mi inutilidad en todo estos menesteres  que a mi me gustan los hombres que les guste cocinar, porque yo soy pésima en la cocina, en cierta parte nos complementaríamos. Me gustan los hombres hogareños y ordenados que sepan que al momento de vivir con una mujer, no signifique tener a su lado una esclava que les recoja el mugrero y les lleve el desayunito a la cama. Si es por esto, se que tendré que aprender a cocinar (bueno abuelita, tendré que aprender, usted gana) pero prefiero que me toque hacerlo porque vivo sola y necesito hacerlo con suma urgencia, así no me guste ni poquito.

Lo que mas me asombra es que todavía existan personas de mi generación que piensen algo parecido a mi abuelita. ¿Es que acaso no han visto los cientos de casos que hay como el de mi mamá?. Una de mis amigas me dijo que yo me acercaba mucho al perfil de solterona en un futuro por pensar de esa forma. Bien, ella misma era la que estaba un domingo planchándole  la camisa y cocinándole al novio porque el pobrecito tenía hambre y estaba cansado. (¿?)

No pretendo  con esto, hacer una discusión sexista del asunto ni mucho menos, pues no soy feminista ni de esas que anda por ahí pregonando del machismo de la sociedad y bla bla bla. Simplemente, creo ser un tipo de mujer que no contempla en lo mas mínimo que el hecho de tener un hogar implique dedicarle la vida entera. En cierta parte esta antipatía rompe ciertos esquemas romanticistas de mi abuelita, pero no creo que alguna de sus nietas vaya a acatar tales consejos para seguir los pasos de nuestras madres, y pasar por alto sus experiencias y lo que trataron de infundirnos para no cometer sus mismos errores.

Bueno, ahora nos pusimos quejumbrosos, pero es que cada vez me doy cuenta de que yo para esas cosas de la casa ¡ De verdad que no sirvo! De por Dios,  ¿será mas bien que por inútil me quedaré solterona?  Bahhh!

Amanecerá y veremos….

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues hagale caso a su abuelita, porque mas sabe el diablo por viejo que por diablo.

La mujer que no atiende a su marido va perdiendo el año, y tarde o temprano la reeemplazan. A menos que compense en otras areas.

Habría que ver tambien si tu modo de pensar cambia cuando tengas un hijo. Porque lo cierto es que esta probado que en el matrimonio cuando ambos trabajan los hijos crecen torcidos, ese experimento fracasó cruelmente. Asi que tal parece que nuestros abuelos tenia razón: alguno de los dos debe hacerse cargo de la casa - no necesariamente la mujer ojo - porque el hogar necesita alguien al pie del cañon.

Chao.

Tomáz dijo...

Hola. Espero que "anónimo" no sea un cantante de música popular o un ama de casa resignada del siglo XXI. Pero tiene perfil.
En cuanto al texto, yo le recomendaría que aprenda a cocinar, así se vaya a casar o no. Es lamentable que aún hoy las mujeres tengan que seguir luchando por este tipo de cosas, en lugar de tomar la realidad en sus manos y dejar de pelear contra anónimos retrógradas educados por la inquisición.
El post está muy bueno.
Un saludo.

La rola dominga dijo...

No digas de esta agua no beberé. Tengo una amiga que dijo que jamás se enrollaría con un 'negro' y ahora está felizmente casada y tiene dos hijos morenitos lo más de lindos.
Está bonito tu blog.

GABRIEL U.S. dijo...

Lo de ser bueno o malo para el oficio doméstico es algo que no va ligado al género, más bien está implicito a cada quien.
Si, vivimos en una sociedad machista, pero poco a poco y cada día, se va derrumbando ese esquema.
Lo del matromonio no sé, parece ser que yo también seré un solterón, así que cuando seamos viejos podremos sentarnos al atardecer a ver pasar el sol, mientras jugamos parqués o hablamos de nuestras andanzas juveniles.
Un abrazo niña naiguarer!

Andrés Zapata dijo...

Bueno, yo creo que no se trata de hacer aseo en la casa, cocinar y atender al esposo...

De hecho, con un poco de suerte, es factible que se pueda contratar a alguien para que adelante esas labores...

Pero, definitivamente, si es importante (por lo menos para mi)que la mujer a quien yo escoja como aquella que pretendo sea mi compañera para el resto de la vida tenga un profundo compromiso con su hogar y con las obligaciones que emanan del hecho de conformarlo.

Formar un hogar, en mi parecer, implica una relación de complemento mutuo que debe llevar a los conyuges o compañeros permanentes a crecer como personas y a hacer de su propia familia, como núcleo central de la sociedad, un elemento que aporte y que represente un componente sólido en la estructura social.

De ahí que no se pueda ser inferior a estas obligaciones... que el compromiso en el cuidado y educación de los hijos sea algo fundamental, sin que esto quiera decir que sea algo incompatible con el hecho de trabajar y realizarce profesionalmente o como individuo.

Alejandra Agudelo Q. dijo...

holee! primero pues, haber.. no creo que te quedes solterona, màs fàcil me quedarìa yo y eso es lo màs falso que podemos llegarnos a creer por el pensamiento anti-postmoderno de las abuelas, que en sus cabezas predominan aùn las ideologìas de la modernidad (o sea tiempo atràs)

Eso es justamente lo que demos hacer como mujeres, aceptar los nuevos roles( el de madre, profesional y esposa trabajadora) que nos ha ido asignando la sociedad, porque precisamente esos pensamientos que tenìan nuestras abuelas eran los que hacìan que la mujer significara un cero a la izquierda, ademàs que no tuviera ni voz ni voto nisiquiera en su propio hogar.

lo importante es no cometer los errores de los padres porque aveces nos dedicamos de lleno a nuestro trabajo y olvidamos el tiempo y la dedicaciòn que requiere un hijo, dejàndoles traumas, complejos y grandes vacìos internos dificiles de llenar.
un saludito!

Yahuan dijo...

Yo pienso que los hijos pueden nacer bien y los matrimonios andar bien siempre y cuando todos estén sincronizados, es decir, que si de 8 a 3 todos están fuera, trabajando o estudiando no creo que nadie vaya a echar en falta a nadie.

Siendo así luego lo lógico es que todos colaboren de buena manera en trabajar un hogar amable y limpio.

Yo creo que saber cocinar es muy importante, pero para cualquier persona; resulta que ese concepto se ve que yo lo cargué emocionalmente.

Pienso que gran parte del machismo viene porque el concepto lógico se tiene, pero entra el amor y esas cosas que suponen entrega, ahora, que si la entrega no es mutua...

Besos

P.D.: Los anónimos suelen estar equivocados y lo sospechan, por eso son anónimos.

Yara dijo...

Joven entre 20 y 30 años, poco docto en el arte de la cocina (pero que no se muere de hambre), buen conversador y con gran sentido del humor, se ofrece para compartir labores hogareñas con escritora nocturna mayores informes (Pique aquí) jejeje, todo es un proceso que a veces uno nunca pensó hacer, pero que en dado momento llega, en mi adolescencia no conocía la palabra lavar, ahora me sabe a cacho….

Abrazos

Anónimo dijo...

tiene mucha razón yahuan. la sensación de que todo lo que digo es mentira me invade a cada rato. bueno, igual no sería tan duro con los autores de 'las mil y una noches' o 'el mio cid' por solo nombrar algunas obras firmadas por el susodicho(sic).creo en mi humilde opinión que la idea no es tomarse literalmente lo que dice nuestra querida blogista, y alabarla o darle palos de acuerdo a si cuadra o no con nuestra opinión o si nos gusta o no nos gusta. son pensamientos y los pensamientos son como nubes, nos dejan un momento de reflexión y siguen su camino(eso lo lei en algún lado). eso si nadie puede negar que las mujeres tienen mejor sazón...

Arturo Cendales dijo...

Socia amiga mía, que buen texto.
Creo que en un texto te das la respuesta, no es cuestión de casarse o no, es cuestión de encontrar al que es. Así como piensas tú hay miles de hombres que buscan una relación (o matri) como ese bonito ideal y también, otros cientos de miles que fueron criados con el paradigma.
Tú fresca, el hecho de tener tan claro tu pensamiento, te guarda de los errores del pasado. Además, los hijos siempre tienen que ir más allá de donde llegaron sus padres.

Y por último, solterona tú??????
jejeje, Te quiero mucho, socia.

La ReiNa Roja dijo...

Señorita Nocturna, eso de quedarse solterona al parecer es mal de muchas, y el hecho de no saber cocinar eso es fácil de aprender y cuando encuentras a alguien que ames hasta fluye naturalmente (al parecer venimos con el chip fogón incorporado que se activa con el amor), tener una familia debe ser lindo, pero no debemos dejar nuestra vida a un lado, al fin y al cabo somos seres con muchas facetas y nuestro deber es tratar de realizarnos en todas ellas.

Un saludo, y lo de trascendental mmm no se a veces me da la pendejada, debe ser efecto solterona jajaja.

Kar-Eq dijo...

Si tienes perfil de solterona, no por no saber cocinar ni caer en el servilismo sino porq te lo crees y como q lo llamas, igual los hombres tampoco buscamos una mujer asi, o bueno, eso depende del tipo de man.

Si las abuelas tienen razon, lo unico necesario para conseguir marido es poner a san antonio de cabeza

blueandtanit dijo...

Sumercesita linda si debería aprender a cocinar y todas las labores relacionadas con la subsistencia, independientemente de si decide tener esposo, hijos...

Yo no pienso que eso implique ser solterona (o al menos el comentario de cierto caballero en este post parece mostrar que las cosas han cambiado), estoy de acuerdo con usted, hay que repartir las cargas, no soy feminista pero si apoyo la igualdad.

Un hogar no debe depender de uno solo, en caso de muchachitos, se depende de la figura paterna y la materna "al pie del cañón" y las labores pueden repartirse y difrutarse, pienso yo.

Yo no soy muy amante de la cocina, pero cuando hay buenos recursos me acerco y la disfruto, el resto de los oficios los hago con buena música de fondo, mi ideal de pareja es un tipo leal, no machista, que respete a la mujer, sus derechos y capacidades, sincero, amoroso, tierno, apasionado, que no sea un inutil, que sea inteligente... y aunque yo suene dificil de satisfacer y bastante exigente, he comprobado que este maravilloso ejemplar existe y hasta el momento no me ha buscado reemplazo, jeje :)

Angry Girl dijo...

jajajaja un tioo que espere que le tenga papa aroz y carne por la noche es un primate tarado, retrasado mental, dios! tan altas espectativas tiene un hombre de una mujer? espera que le cocinene? uf eso si es tener a la mujer en el lugar mas preciado del universo! debe ser que el tipo prefiere una que le cocine a que le haga buen sexo, o prefiere una que le lave el baño a que le haga un conversacion eentretenida por mas de diez minutos, que pocas aspiraciones las del ANONIMO, que pocas! si yo fuera el anonimo me suicidaria que vida tan poco ambiciosa!

ahora, sumerce no se va a quedar soltera, cuando uno tiene bien clarito en la vida el tipo de hombre, de hombre, no de primate, que quiere en la vida lo consiguel le llega, lo atre como sea, solo hay qye ser verdaderamente fuerte en las propias convicciones

Angry Girl dijo...

ahora una cosa si esta clara para mi, que tener hijos es una ALTISIMA responsabilidad, tan alta que yoo prefiero no tenerlos, prefiero mi trabajo, mis aspiracion personales. porque a un hijo se le dedican 20 años enteros, no a medias, de la vida de uno o mejor no tenga ninguno, porque crece tan desgraciado como casi toda la humanidad.

ese cuento de los padres que trabajan y tiene hijos solo crea personas absolutamente desorientadas en la vida.

Nightwriter dijo...

Buenas noches las tengan todos:

Anónimo: Espero que a su persona le vaya muy bien en la búsqueda de su cónyugue, si es hombre le podría presentar a mi amiga (de la que hablo en la entrada) ella le podría planchar su ropita y le tenerle servidita la comidita, eso sí, pórtese bien con sus deberes maritales, porque en realidad es muy difícil que hoy en día alguien se ajuste a esos parámetros que usted considera... ¡Mucha suerte!

Tomáz: Si señor, me toca. Como lo dije en el texto, tendré que aprender a coninar pero por obligación conmigo misma, en esas sí mi abuelita gana. Para mi fortuna el rol de la mujer ha dado un giro impresionante, si no, imagínese cómo me iría a mí! gracias a dios ya hay menos retrógrados en ese sentido.

Rola: puede que ud tenga razón, por tanto refunfuñar puedo terminar criando 5 chinos y haciendo el almuerzo para el marido... ¡Huy no, toco madera!

Gabriel: Si, no va en el género el ejemplo es que cada vez hay mas hombres que aman la cocina y hacen platos exquisitos (quiero uno así!) pero como creo que no será mi caso, y por si las dudas, te esperaré cuando sea vieja, solterona y tenga 15 gatos y 5 perros, para jugar parqués o dominó y recordar nuestras hazañas de juventud...

Andrés: Creo que en eso si estamos de acuerdo, mi posición será que una familia se arma 50-50 que los dos aporten de la misma manera para que así no hayan mas adelante frustraciones por lo que se hizo y lo que no; porque bueno, tiene razón, esos oficios con un poco de suerte pueden ser hechos por una persona extra. pido, por todos los medios, que yo pueda pagar una muchacha de esas, que me ayude, y de paso me enseñe a cocinar.

Alejandra: Si, creo que de hijo, uno ha podido ver en qué fallaron los padres, y también con los abuelos, por eso a la hora de tenerlos hay que pensarlo muy muy bien. Yo la verdad no creo que ud se vaya a quedar solterona, además eso era un temor de las mujeres de antes y hoy en día una vieja soltera es igual de verraca que una que no lo es... así que finalmente no importará. en caso de que sea una solterona mas, la invito a que juguemos parqués con Gabriel!

Yahuan. en eso si tiene razón. cuando las mujeres se entregan por amor y otras cosas al hogar, son consientes de lo que les esperará y aún así deciden hacerlo... bueno, eso es de cada quien…

Yara: gracias por tu oferta, estamos en igual condiciones en lo de la cocina. lo estaremos llamando jejejeje. bueno, por lo menos aprendiste a lavar pero porque sumercesito lindo quiso aventurarse a vivir solito. claro, eso servirá para un futuro, ya tienes cancha en la "lavadora de dos trenzas"

A tods gracias por sus comentarios

Nightwriter dijo...

Buenas noches las tengan todos otra vez:

Anónimo: Si, lo escrito en el post es simple especulación del panorama y dde los casos que me rodean. Cada quien tiene sus razones y puede que no les parezca del todo cierto lo que digo, pero para eso es este espacio!

PD reitero, hay hombres que le ponen la pata a muchas mujeres en la cocina!

Arturo:Puede que si se aprenda de los errores de los padres, y en eso soy clara, lo que me preocupa es que me enamore de un o que piense que la mujer es la sirvienta y ahí si resulte embalada en el negocio del hogar, que por cierto es un muy mal negocio. Solterona yo? Claaaaro que es posible (y mucho jeje)

Reina Roja: será que por defecto mi chip fogón incorporado como su persona dice, está defectuoso? Porque hasta ahora no he podido dar con un buen plato hecho por mí ( y eso que ya he probado las mieles del amor. Bueno, quizás se active cuando pase mas allá de los treinta o gracias a la necesidad de sobrevivir.
No creo que lo de trascendental sea efecto de solterona, yo creo mas bien es de esas crisis de los veintitantos y que mas adelante resulte embalada, con marido y chinos a bordo o invitándonos al matrimonio…. jejeje

Kar: Bueno, todos se tomaron a pecho el hecho que dijera que me voy a quedar solterona, mas bien preferiría serlo si me llegase a tocar lidiar con un tipo que si crea en esas cosas de abuelitas, además no tengo afán en casarme ni nada por el estilo, así estoy muy bien. A san Antonio lo voy aponer por ahí a los 40 cuando ya me empieze a dar la pendejada de la soltería…

Blueandtanit: Yo también apoyo la igualdad, en el hogar es básica para que funcione, por lo menos se tiene la certeza de que algo se está haciendo bien, así la pareja no dure mucho tiempo para que así el peladito pueda crecer con una óptica bien diferente de las cosas maritales y lo que ello implica. Que bueno que usted creyó encotrar al tipo que quiere, eso si, cuídelo porque uno no sabe hasta cuándo le dura la felicidad. La felicito.

Angry Girl: Si, si un hombre quiere tener una mujer pa que le cocine, es mejor que pague una muchacha del servicio, con eso no hay cantaletas ni malas caras si llega tarde o se dedica a vivir la vida. Quizás el man quiere un reemplazo de las faldas de su mamá y no necesita de nada mas (el sexo lo encontrará en las putas, supongo) pero si a don Anónimo le gusta, que se le hace. Creo tampoco me aterra de a mucho pensar en si me quedaré solterona, por lo menos no por ahora, y tampoco está dentro de mis planes tener hijos, porque no creo que sea una buena madre ni tampoco tengo la actitud…

A todos gracias por sus comentarios

Alma de Chocolatina dijo...

Somos mujeres de otra generación, somo mujeres distintas a nuestras madres e incomparables con nuestras adoradas pero subyugadas abuelas,y no se trata de soñar, se trata de vivir de evolucionar, se trata que el matrimonio aunque se basa en amor y respeto, es un contrato y la familia ya no es ni debe segui siendo desequilibrio, no debe consentirse que por ser muejer DEBEMOS trabajar y atender la casa ¡NO! existen acuerdos se deben distribuir identicamente las labores.
y no se trata entonces de que contratemos una empleada y listo! arreglado el problema... bah la facil! ¿y cuando estemos en crisis económica qué?
ES SENCILLO: EL HOMBRE ACTUAL DEBE HACER EXACTA E IDENTICAMENTE LAS MISMAS LABORES-COSAS-OFICIOS-ETC QUE SU ESPOSA.
NI UNA MÁS NI UNA MENOS, SIEMPRE LAS MISMAS!

Andrés Zapata dijo...

Post relacionado: http://zapaticoroto.blogspot.com/2009/08/todas-suenan-con-lo-mismo.html

Elvis Elgato dijo...

Jajajaja, que post tan gracioso, pues no por el texto en si, que es muy interesante y reflexivo, sino por la cantidad de reacciones que ha desatado en los comments, me parece que usted se preocupa demasiado por cosas insignificantes, el destino es cruel e implacable y lo que tiene que ser, tiene que ser, y el dia que te llegue tu media naranja empezaras a improvisar, porque eso siempre es asi, preguntale a los que tenian su vida planeada, si su plan les sirvio de algo.

por mi parte dire que mientras tenga Jack Daniel's, poker fria y cigarrillos, unos libros y los partidos de la NBA, soy muy mansito y hasta buena mascota, jejeje, chau mi escritora noctambula