25 de octubre de 2009

Fanaticadas adolescentes

Domingo: Día en el que por naturaleza se hace pereza y por lo general -o en lo que a mi respecta- se permanece en casa e incluso a veces se evade la ducha, se cambia el orden del cuarto, o se dedica el tiempo necesario para otros quehaceres que no son aptos para ningún otro día de la semana. Fue precisamente el domingo que me encontraba rebrujando y re acomodando chécheres, pues tal vez con los años se acumula basura innecesaria, que inconscientemente se guarda y que después de un tiempo pierde todo valor de tenerlos en su haber, o todo lo contrario; y fue precisamente en esta actividad dominguera en la que me topé con unos cd´s que conservaba en una caja de cartón ya arrugada, que guardaba en la mesa de noche, todos estaban cuidadosamente puestos uno sobre otro. El primero de ellos tenía carátula anaranjada y en ella posaban inocentes tres niños de cabello largo y se llamaba "Middle of nowhere"  tal fue mi sorpresa verlo de nuevo que no lo evité y lo puse en la unidad reproductora y le di Play. Mi mente se llenó de espesos recuerdos de mi adolescencia en que sufrí y viví locamente por estos chicos. Si, eran los famosos hermanos Hanson y ya imaginarán de quién mas eran los otros cd's. Empezó a sonar su cancioncita pegajosa "Mmmbop" que muchos odian pero que yo en esa época escuchaba mil veces, y recordé cómo el estribillo que como chicle pegajoso se quedaba en mi cabeza, de nuevo retumbaba en mis oídos.

En el año de 1997 me topé con los Hanson, gracias a un ligero boom en la tv, donde reproducían continuamente el video de "Mmmbop" yo, solitaria en mi alcoba, veía cómo al ritmo de la canción los jovencitos paseaban por la playa, se divertían en los buses y patinaban como locos por las calles. Me impactó la alegría que en ese entonces emanaba en mí aquel video y fue por eso que comencé a averiguar en revistas y periódicos quiénes eran esos chicos y cómo se llamaban.... De ahí para adelante, se convirtió en una inmensa obsesión de tener a mi alcance todo cuanto de ellos los medios registraran. Si, son tonterías quizás, que en el paso de niña a adolescente suceda este tipo de cosas. Los Hanson se convirtieron en mis primeros amores platónicos y sus canciones componían la banda sonora de mi aburrida y solitaria vida de adolescente, por eso fue, que cuando el domingo volví a escuchar todo "Middle of nowhere" llegaron a mi mente mil recuerdos que parecían igual de olvidados que esos cd’s, alegrías tristezas, triunfos y derrotas acompañados de voces andrógenas y sonidos novatos. Puede que a cualquiera le parezca algo estúpido el saber que fui seguidora empedernida de tal grupito gringo, quizá ustedes en su adolescencia tuvieron mejores aficiones que la mía o por lo menos mas interesantes. Si, eso lo sé, pero no creo tener culpa de ello, pues para ese entonces Hanson para mí era lo máximo y no había poder humano que me convenciera de lo contrario.

Nunca supe cómo ni por qué, me llegué a obsesionar tanto y me dejé llevar por las maravillosas estrategias mercadológicas que hacían por ese entonces las casa disqueras con un género híbrido llamado Pop, y miles de jovencitas como yo se declaraban fanáticas de grupos como estos. El caso es que mi admiración por los hermanitos aquellos llegó mas allá que eso, pues pasaron los años y a mí todavía me seguían gustando, hubo un momento en que estuve plenamente convencida de tatuarme sus nombres y su logotipo en alguna parte de mi cuerpo, para mi fortuna eso nunca se llevó a cabo, pero compré compulsivamente todos y cada uno de los cd’s y mi cuarto se tapizó por completo con sus afiches casi por 5 años.

Estuve en club de fans, tuve camisetas botones, artículos de periódico, revistas, posters, fotos, y libros de los famosos Hanson, me aprendí sus canciones y con diccionario en mano me dediqué a traducir todas y cada una de ellas (bueno, en realidad sólo las de "Middle of nowhere"). Como resultado, mi nivel de inglés avanzó a pasos agigantados y pasé a ser la "dura" de esa materia en el colegio, pues mi nivel llegó a superar el de mis compañeras del salón. Finalmente mi obsesión tenía que tener algo de bueno y que mejor que fuera acedémico.

Todavía cada vez que alguien ve a los hermanos  Hanson cantando en algún canal de TV, se acuerda de mí y algunos me molestan por haber sido fan acérrima de los muchachitos; quedará para siempre el estigma de niña boba fanática entre quienes me conocieron por aquellas épocas (que no son muchos), eso lo sé. Pero quién de ustedes no se ha sentido atraído a alguna vez a alguna canción o algún artista que causa vergüenza aceptarlo en público, por ejemplo a mi prima le gusta Chayanne y ruborizada lo acepta, a otro metalero rudo de por ahí le ponen los pelos de punta escuchar Roxette y a uno de mis amigos le gustaban casi como a mí las Spice Girls. Y si, yo fui de esas, puede que mi fervor hacia los Hanson ya se haya desvanecido, con el fin de la adolescencia, pero no puedo negar de que su música pegachenta, esa que contaminó mis oídos por tanto tiempo, despertó el domingo en mí, la mas sublime de las nostalgias de aquellos momentos, hoy, solo simples recuerdos.

Aquí les dejo entonces el video que me trasnportó de nuevo al pasado. "Mmmbop" la  canción que mas sonó del album "Middle of nowhwere"... Búrlese si así quiere, pero antes recurde, que usted también debe tener por ahí su gusto boleta guardado.


9 comentarios:

nihiliano dijo...

veo que ya estás entrando al mundo de la nostalgia. suele suceder que con el tiempo uno no sabe si lo que le gustaba era el grupo en si mismo, o su música, o que su imagén le evocaba algo más y que quizás no era todo mas que una reminiscencia eterna. en fin, puede ser de todo un poco, así como también hay cierto grado de banalidad imposible de evitar. me parece que tiene que haber mucha valentia para llegar a confesar publicamente gustos que con toda certeza serán objeto de estigmatización por parte de los menos versados en el tema, es porque quizás lo importante aquí no es el hecho de que se trate de un mero gusto, sino de un recuerdo.

GABRIEL U.S. dijo...

Nada más cierto, todos tuvimos un descache en nuestros gustos. Tal vez se deba a que en esa etapa de la vida se están plantando los primeras piedras que servirán de base para nuestra personalidad, más aún, siempre estamos revaluando lo que somos y lo que nos gusta. Todo depende de nuestro contexto. Por ahí guardo en algún lugar plagado de arañas y bichos innombrados el primer cd de "Control Machete", "King África" y hasta uno de "Krönos", una banda que sirvió de banda sonora de una pretérita y enmohecida relación, que hoy en día, sus letras ramplonas, me produce escozor.
Un abrazo

Basurero Usurero dijo...

No te pases los Hansosn, pensé que ya habían desaparecido de la cultura popular. Suerte.

Alejandra Agudelo Q. dijo...

bueno por lo menos te gustaban los hanson! esa cancioncita, la primera que mencionas es un hit de ellos bastante pegagoso, pero bueno, a mi personalmente me gustaba dizque menudo, ahh? esa fue mi fiebre en kinder, yo llevaba fotos de ellos al jardín y se las mostraba a mis compañeritos (obvio no tenían ni idea quienes eran) y a la profesora, que bandera.. me hiciste recordar...

pd: tengo amigos muy cercanos que escuchaban sandypapo.. esto si que es una tribasura, jajaja

un abracito!

Yahuan dijo...

No hay forma de burlarse, todos sabemos que es patético no aceptar que tengamos gustos no totalmente aceptados socialmente, pero si te gusta, te gusta.

Yo a estos no los conocía no sé por qué. Nací en el 90, tal vez fue por eso, pero de todas formas también tuve alguna fiebre, supongo que estas nos marcarán eternamente, siempre nos despertarán las fibras.

Por cierto, a mí me gusta esa canción.

Arturo Cendales dijo...

Te confieso que jamás había escuchado de ellos... dónde estuve ese tiempo?... ahh ya me acordé... y me avergüenza un poco... estaba escuchando a FEY!!!
jejeje bueno, pero menos mal pasa el tiempo!
Sabes? Casualmente tuve un episodio de dura nostalgia el fin de semana pasado también, y por rebrujar cosas viejas perdidas en el armario... encontré el libreto de Los árboles mueren de pie, de ALejandro Casona, que montamos con el grupo de teatro de la U hace unos 5 años. No es tanto tiempo, pero el sentimiento es el mismo.

Saludos socia nostálgica!

La ReiNa Roja dijo...

Yo tenía los cuadernos de Chayanne y al respaldo estaban las canciones de él, éxitos como fuiste un trozo de hielo en la escarcha!!! (yo no se si se llama así pero me la se de memoria) uff yo hasta miraba al horizonte, con nostalgia de amores q no existian ja! que boba!!!

Un saludito

Yara dijo...

jajaja, ¡que boleta! (con todo respeto), esas son las cosas que cuando uno esta triste le pueden arrancar una sonrisa (se activo mi alarma de ñoñez), yo debo confesar que le bote caspa a la Mebarak, con todo y CD pirata, poster de 1000, hasta cuando se volvió pintada,
saludos de tu fan № 2, porque tengo abandonado el chuzo y a los clientes.

Elvis Elgato dijo...

Buenas por aqui a saludar de pasadita, no alcance a leer todo lo que me perdi pero le eche un vistazo a esta entrada, muy chistoso pero no es tan grave a mi juicio, porque pues una niña que le guste los hanson o chayanne o los menudo, pues vaya y pase, pero un man que le guste esa vaina (o que le haya gustado en el pasado), despertaria fuertes sospechas sobre su orientarion sexual (no soy homofobico, antes de que alguien piense mal), no es grave, uhna vez una nena me salio con que dizque los prisioneros eran metal, ja!!!, chau mi escritora noctambula, ahi me pongo al dia de apocos, chau