30 de septiembre de 2008

La tierra Prometida...

Que los gringos, que los europeos, que los oji rasgados, que los del cono sur. ¿Con quién le gustaría vivir a usted? Unos dicen que los gringos son unos desabridos, otros, que en España son unos racistas, otros, que los europeos son unos simplones, y otros, que los asiáticos son de otro planeta… en fin. Con todos los peros de la vaina, aún así unos compatriotas no lo piensan dos veces y se van a buscar el sueño lejos de su tierra, llámese ese sueño a Estados Unidos, Canadá, Francia, España o ________ (ponga aquí el nombre del país que quiera)

Yo no se que es lo que los aburre aquí, si finalmente la mayoría de los que emigran se van a regalar o a “limpiar culos” y pues bueno, aquí la platica no alcanza para nada, mas de uno estamos varados, no tenemos casa ni carro etc etc. pero aún así sabemos que en el fondo nuestros pocos esfuerzos académicos nos los valoran mas en este país que en la tierra del tío Sam o cualquier otra prometida tierra.

Todos los colombianos (y en general los latinoamericanos –para los extranjeros que nos leen-) tenemos al menos un familiar, amigo o allegado en el exterior. Ese sueño americano que en los ochenta trasnochaba a mas de uno, y esa chicaneadera que uno solía hacer en esas épocas, refiriéndose quisquillosamente a un pariente, por lo general el primo del primo del tío que vivía en EU; era un sueño que muy pocos cumplían. Hoy la realidad es diferente, cada día son mas los compatriotas que se van del país en busca de nuevas oportunidades, cada vez mas son las familias que viven de las remesas que su extranjero familiar les envía, y cada vez son mas los que en las mañanas hacen filas en las embajadas esperando que pronto les den la visa para así poder irse y salir de pobres de una vez por todas. Hoy, en pleno siglo XXI ese sueño ya no es solo americano, es global.

Hay inmigrantes colombianos en Estados Unidos, los hay de igual número en España, también en Venezuela, Costa Rica, Francia, Argentina, Brasil, Ecuador, Perú incluso en China, Hong Kong, Turquía Egipto y en todos y cada uno de los países del globo terráqueo.

Muchos de los que nos quedamos; a veces en medio de la desesperación, quisiéramos empacar maletas e irnos lejos a otro lugar donde de pronto nos paguen bien por lo que hacemos, entonces una incertidumbre se apodera de nuestras mentes y muchos decidimos que si hemos de limpiar culos, lo hacemos en nuestra madre patria -por ahí dicen que es mejor malo conocido- En fin, a veces pienso que ser inmigrante no es tan agradable como parece, la xenofobia cada vez está mas presente en los países donde los latinos somos la escoria y ocupamos los trabajos que los gringos o europeos nunca en la vida harían. Quien lo creyera pero esta es la neoesclavitud, la del nuevo milenio, la que la herencia emancipadora nunca más creyó volver a ver en sus fértiles tierras.

De nada sirven los entes protectores de Derechos humanos, la OIT (Org Internacional del trabajo), inclusive la OIM (Org Internacional para las migraciones) si para las potencias siempre va a haber un latino tercermundista dispuesto a regalarse en sus tierras para trabajar en ese oficio al que allá nadie se le mide.

Pobres inmigrantes, a veces pienso en el esfuerzo sobrehumano que hacen en esos lugares por ganarse un sustento razonable para mantener a sus familias, sin embargo a veces pienso también en lo bueno que es conocer nuevas culturas, vivir otras costumbres y hablar otro idioma como si fuera el materno… debe ser interesante. Pero creo, que los inmigrantes tienen que ser personas muy trabajadoras que le jalen a todo, por que yo, tal vez pienso, que si me pusieran a lavar baños en Mac Donald’s de New York no sería precisamente un sueño, y de pronto ganar en dólares se convierta en una tortura… En fin, no podría explicar lo que se siente porque afortunadamente vivo en la tierra que me vio nacer, y como dijo un famoso ex presidente: aquí estoy y aquí me quedo.

Si he de viajar al exterior, sé que será para turistear, ya sea en avión o mochiliando, porque es bueno conocer otras culturas; y contrario a lo que unos dicen, no es antipatriotismo es abrir la mente; sé además que de encontrar otro vividero en el exterior sería mas con fines académicos o con un trabajo bien remunerado que justifique la platica que durante mas de 5 años se le ha metido a la universidad, y sé también que como ahora todo el mundo se le da por emigrar, cogeré de destino un lugar donde seguramente me ahorre el hotel y por ende me salga mas barato porque muy probablemente sea el anfitrión un amigo compatriota que se fue en busca de nuevas oportunidades, en busca de la tierra prometida. ¿Cómo les va? Eso es algo que solo ellos saben…

12 comentarios:

DoctoraCapital dijo...

muy interesante! hace un tiempo hice parte de mi pasantía en el aeropuerto. Examinaba los perros que salían del país. La gente se queja que no tiene plata, pero salen miles de perros del país, hacia EU y Europa. Las viejas que los llevan se sienten como princesas, con la sandalia y la pedicura. Usualmente son lobas, y usualmente se van a ir de "maids", o como diriamos entre nos, de sirvientas. Pero les parece lo mejor del mundo, lavarle los baños a un gringo mexicodescendiente.
Yo siempre he sentido que esa es otra forma de ver el futuro, de sentirse realizado. Es una forma que no entiendo, pero bueno... yo tambien, aquí estoy y aquí me quedo

noesloquecrees dijo...

Pues no se, si todavia sea sueño, mas bien tira como a pesadilla o a triste realidad, eso de viajar a otros pais.... la pobreza es general, son muy pocos los que de verdad viven bien, y generalmente vivir bien, sirve para olvidarse de que otros viven mal, en fin.
Algún dia me largare de este cochino país (mentira, no me voy a largar, ni tampoco es que sea tan cochino el país, aunque depende de la perspectiva), por ahora aquí estoy.
Un saludo!!!

Arturo Cendales dijo...

Pienso que depende muchísimo del nivel de estudios realizados. Tuve la oportunidad de trabajar en EUA por un tiempo, cuando aún no había recibido mi título de licenciado, y las condiciones sin ser las mejores, no eran tampoco lo peor; ahora tengo varias oportunidades de volver allí con mejores condiciones a trabajar como profesional en mi área. Lastimosamente, no muchos colombianos tienen la buena fortuna que la vida me dio a mí, y sus estudios no permiten un trato mejor. Me gusta el término de Neoesclavitud, pero afortunadamente, depende del que quiere emigrar. Saludos socia :)

David Castillo dijo...

opino lo mismo que tu, si me voy del país me voy pero de turista, hay muchas cosas que estan mal en nuestro país y por eso la gente se va y lo peor de todo es que la gente calificaa para trabajar (universitarios) se estan alejando de nuestras tierras y si ellos se van pues ya nadie inteligente o decente va a quedar para arreglar tanto desorden, por mi parte yo si me quedo aquí trabajando, formando empresa y luchando para ver si cambiamos el tercermundo!.

Buen post, estaba bien llevado hasta el final!

Yara dijo...

Me uno al grupo de emigrantes por estudio o turismo, no soportaría a un mono lechoso y grasoso dándome órdenes, mejor un indio con ínfulas de cacique aquí en mi país, al fin y al cabo con el tiempo se voltea la torta.

AQUIYOSOLITA dijo...

¡¡ Al leerlo me acorde de un dicho " ... es mejor ser cabeza de ratón que cola de león..." no niego que tenemos problemas en nuestro país, pero "...los cambios empiezan por casa..." así los que aquí nos quedamos tenemos la misión de arreglarlos y estoy totalmente de acuerdo para fuera solo de turismo, no hay nada como la tierrrrrrita. !!! Ahhh y gracias por ocuparte en acompañarme un ratico, ya nos seguimos viendo. saludos.

Pepa Papanatas dijo...

Pues yo quisiera irme a Canadá, pero son más las ganas de ir a curiosear otros mundos y estilos de vida que otra cosa. A mí sinceramente lo que me molesta es que todo el que viaje se le tome como progreso, como si quedarse fuera para mortales y lograr irse para deidades. Igual es un concepto generalizado que tenemos todos porque pensamos que la vida es mejor en otros países. Y que si es cierto en realidad no lo podemos saber, porque yo creo que la vida es muy aleatoria todavía. Aquí o en la China uno puede gozar o sufrir. Entonces... no sé.

Depronto lo que sucede es que para algunos la rutina se convierte en un lugar no muy deseado, entonces despejarse en otro lado es como bueno. Claro está sin llevarlo a extremos como el de comer mierda extranjera.

Tomás dijo...

jajajajajja que caja de post, muy bueno...
Yo algún día voy a salir de éste país, por supuesto, me iré de viaje y usaré los giros más extraños de los dialectos colombianos para reirme de los extranjeros. Voy a insultar un gringo en español por varios minutos consecutivos y haré barbaridades por el estilo en varios países. Pasados muchos años volveré a este cochino país para reirme de lo jodidos que todavía estarán y moriré como todo colombiano: miserablemente.
Saludos patrióticos desde Don Blog Pérez.

Sandel dijo...

El ilustrísimo Karek había tocado el tema hace un tiempo en Una visa pa la USA y I Want you.
Este tema es complejo por lo subjetivo. Extraño más mi familia que el país. Se tiene que comer mierdita al principio pero nunca me hubiera quedado por acá comiéndomela. Es cuestión de suerte y de .. amor.

Ivan Andrade dijo...

¿Emigrar o no emigrar? Esa es la cuestión.

Saludos.

Tuor dijo...

uno de mis sueños es tener una casita, o cabañita, en escocia, no tras un sueño de trabajo y progreso, más bién vivir en un lugar que me llama mucho la atención desde la cultura y todo el contenido histórico que me llama la atención.
Me gusta mucho mi país, y me gusta vivir en él, no me gustaría estar con los problemas de los inmigrantes, sino andando y paseando por ese mundo que tiene tanto que entregar y enseñar, pasar a ver un ,mundo que he conocido unicamente a través de las letras.

Peruano, clandestino, africano, clandestino, mano negra, ilegal.

Elvis Elgato dijo...

Un sitio que si me gustaria mucho para vivir seria, Alberta Canada, tiene un bosque y un lago y esta cerca de dos ciudades pequeñas, en once años solo ha habido un homicidio, y fue un gringo que mato a otro gringo estupido, pero siendo honestos los latinos a no ser que sean muy, pero muy adinerados, terminan como ciudadanos de segunda en otros lugares, y peor a nosotros (me refiero a los colombianos) en serio nos detestan, por lo que pasa aca y otras cosas que nos achacan, en fin, un saludo y chau.