21 de diciembre de 2008

De los Pecados Capitales: La Gula...

Comer es definitivamente el mejor de los pleceres, es un ritual que transmite un éxtasis al llevar al paladar un bocado del plato favorito, no hay quien no disfrute de la sensación que produce probar algo que deje impreso en los labios un sabor indescriptiblemente delicioso; sin importar el tipo de comida, todos tienen en común el antojo que produce la imagen o el olor de cualquier exisito plato.

Es por eso, que hoy le rendiré tributo al exquisito placer de comer, y su mas enaltecido ego: la gula. si comer produce tan buenas sensaciones que incluso para muchos se antepone al sexo como el mejor de los placeres, no era de extrañarse que el lado dialéctico de ese placer fuese uno de los pecados capitales mas cometidos por todos; es tan poderoso el arte de ingerir, que llega a producir una manía que provoca comer hasta el momento de hastiarse, y eso señores, es gula.

"Mas grande el ojo que la barriga" repetía mi madre cuando yo era niña y le decía que me diera mas helado y no me cabía, minutos mas tarde, llegaba llorando a decirle que me dolía la barriga "eso le pasa por golosa, siga comiendo chucherías" volvía a decir. lo que demuestra que la gula es tan innata que desde pequeños manifestamos nustro deseo engreído de comer y comer hasta mas no poder, y por mas regaños que existan, es imposible restringirse.
En épocas decembrinas es común que esas personas que durante los restantes once meses del año, en que se dedican a cuidar la línea, y hacen cuanta dieta les digan, rompan toda promesa nutricional y pequen porque se no resisten a la tentación que estas fechas abogan. las celebraciones navideñas traen consigo vacaciones, fiesta y comida; algo que muy pocos evitan, y diciembre es entonces el mes del desquite, donde la báscula cada día mustra con cifras el populoso desenfreno; es por eso que las festividades son el ejemplo perfecto para demostrar cuan poderosa es esta innata manía o pecado, y las excusas para hacerlo sobran.

Las vacaciones son quizás una de las principales situaciones que provocan que la gula se manifieste en nuestra golosa humanidad, negarse a un bocadillo y restringirse, es dejar de disfrutar una parte de estas; incluso las viejas vanidosas, esas que se la pasan haciendo cálculos de las calorías que consumen a diario, y en su rutina diaria está el gimnasio por encima de todo, se olvidan por momentos de ello y se lanzan al inhóspito abismo de la gula, hasta que sienten que el pantalón no les cierra. De nuevo en el trabajo, rondarán los comentarios de "mire como llegó de gorda fulana" pero eso no significa que usted sea una completa marrana, simplemente es un mensaje tácito de que usted se gozó enteritas sus merecidas vacaciones, y que claro, engrosó la lista de pecaminosos golosos decembrinos.

Sin mas ni más, espero que en estas fechas, cenen desenfrenadamente y coman hasta hastiarse por todo el mes, y mucho mas si van de viaje, ya que la rutina y el trajín diario volverá dentro de poco aunque también vuelven las lamntaciones, a las que usted no les deberá dar importancia, ya que como dijo una amiga mía: es mejor arrepentirse de lo que se hace y no de lo que no se hace.... así que por estos y muchos mas motivos espero disfruten sus vacaciones como deben. ¡Felices Fiestas golosos!

9 comentarios:

Sandel dijo...

Que palabras tan sabias mi estimada nightwriter.
Sin duda las estoy aplicando por esta época. Te deseo entonces lo mejor, engorde o no :-)

Prometeo dijo...

muy bien escrito... solo agregaría que hay que recordar que lo comido, bailado, leido y viajado nadie no lo puede quitar. Feliz Navidad.

Pepa Papanatas dijo...

Yo no puedo, porque ya estoy enferma precisamente por excesos alimenticios, pero ufff, en navidad hay tanto por comer. Tanto. Gracias por el saludo. :)

Kar-Eq dijo...

Hay q comer pero sin pasarse, por esta epoca uno recibe vaciadas por parte de la novia y amigas al decirles que como estan de repuesticas, puede q todo este muy bueno pero hay q cerrar el pico

Books Freak dijo...

Definitivamente para mi comer es el segundo gran placer -despues del sexo-. Añoro mi post-adolecencia cuando podía comer como un cerdo, y no aumentaba un gramo... lamentablemente el metabolismo cambia con el tiempo.

Un abrazo de año nuevo.

http://todayandbooks.blogspot.com/

ApoloDuvalis dijo...

Yo sí hice juicioso la tarea... me harté de comer como un marrano justo antes del sacrificio que lo convertirá en lechona. Y hablando de lechona, voy a ver si quedó de la de ayer...

El Caballero Inexistente dijo...

Delicioso pecado el que traes enredado entre tus letras.

Ando como enloquecido por la presencia del silencio en mis oìdos. Por eso, de antemano te ofrezco disculpas por la extensión en la que me atreveré a expresarme a continuación:

Para comer necesitas de la comida y de tu propia gana. Pero la comida jamás se opondrá a ser ingerida, mientras que otro ser humano tal vez tenga reparos a la hora de pretender intimar con otro. Por eso, para algunos la gula resulta mas deliciosa que el sexo, porque es algo mas personal, más íntimo, sin necesitar de nadie para 'engularse' en extremo.

Lo del ojo versus la barriga es real. Jamas olvido la ocasion de aquel restaurante de hotel en Medellin, que sugerentemente decidiò instalar un buffet para el desayuno de mi estadía. Cada día llenaba la bandeja con mil y un cosas todas deliciosas, pero finalmente tenía que dejar la mitad de lo servido.

Las fiestas traen el exceso como valor agregado. Y el de la comida no es despreciable. Las dietas se rompen, así como los jeans ajustados de una que otra personita que he visto por ahí.

Oye, pecaré de gula al alimentar mas seguido mi intelecto y sensaciones con tus palabras.

Un beso.

Ivan Andrade dijo...

Yo sí comí como un completo desesperado. Pero que rico...

Saludos.

nightwriter dijo...

Sandel:Gracias! espero lo mismo, así engordes o no!
Prometeo:Yo diría, andie nos puede quitar lo disfrutado.
Pepa: no sabes lo que te pierdes, pero espero puedas disfrutar alguito!
Kareq: si señor, en lo que si no se puede pecar es en los comenartarios jajaja!
books freak: Ojalá a mi no me pase esooooooo
Apolo: si quedó un poquitico? guardese alguito si puede!
caballero: pues binvenido nadie castiga ese pecado de leer mis letras!
Iván:claro, así es que se habla después de pecar!

A todos Gracias por sus comentarios!