8 de febrero de 2009

Psicosis Amigable...

Hay algo que me aqueja bastante desde hace un tiempo y son las relaciones sociales, mas bien las llamadas "amistades" Yo no sé en qué fallaron mis padres para educarme, no sé si es porque mi forma de ser no da para mas o porque simplemente muy pocas personas en el mundo son compatibles con mi personalidad; el caso es que a la hora del té, señores, hacer amigos es una de las cosas que mas trabajo me cuesta en la vida. En realidad no comprendo como hay gente que es tan sociable, tampoco entiendo por qué en mi caso es tan complicado hacerlos o en su defecto tenerlos; son tan pasajeros que no me duran casi nada, incluso puedo decir que en mi cerrado círculo social, son muy pocas las personas que me conocen desde niña (a excepción de mis familiares, obviamente)

La complejidad de las relaciones humanas son infinitas, uno por lo general no suele llevarse bien con todo el mundo y para mi caso, son muy pocos con quienes siento química fraternal, personas que me agradan con su simple compañia, nos entendemos, compartimos puntos de vista y discutimos otros, nos dejamos de hablar un tiempo pero siempre estamos pendientes mutuamente, y otras cosas mas que algunos suelen llamar "feeling"
No soy exigente a la hora de elegir, de hecho siempre trato de tener una actitud afable hacia los demás, y más en momentos en los que siento que quiero o debo hecer amigos; hago todo lo que mi humanidad puede, pero por mas que lo intento, siento que esta virtuosa tarea cada vez es más difícil. Por eso, una vez creo que alguien es mi amigo y que por fin encontré con quien compartir tiempos libres, no sé que pasa y se escabullen de mi vida sin dejar rastro, como si algo les asusutara.

Odio las veces que -por citar un ejemplo- he sido nueva en algún lugar: el primer dia de clases, el primer dia de trabajo etc etc, Son momentos en los que es básico ser amable, porque seguramente esas mismas personas serán mis compañeros por un largo tiempo y ante eso no hay mas que hacer que una buena cara; sin embargo, no logro ganar de la misma manera que otros la confianza de por lo menos uno solo de ellos. A estas alturas y bajo estas presiones, comprendo que la sociabilidad no es mi fuerte y que quiera o no, tendré que acostumbrarme a como dé lugar por el resto de mi vida.

La paranoia con este tema es tal, que hay momentos desquisiados en que pienso qué pasaría si yo me mueriera en este momento. ¿Quienes de mis allegados irían a mi funeral? Creo que aparte de la familia, serían muy pocos los que harían la dura tarea de darme el último adiós. No me invade la tristeza ni mucho menos, pero me parece algo fatalista pensar en que me fuí del mundo y nadie me conoció. jajaja.... Este tipo de tediosas situaciones, son simples cuestionamientos de mi complicada relación con otras personas, pero eso no significa que la asocialidad o como quiera que se le llame a esto, sea a fin de cuentas tan mala.

Hace poco afronté lo que es una decepción "amistosa" por parte de alguien que consideraba cercano a mi (llámese amigo) desde que comenzé la universidad; compartimos muchos momentos, unos buenos, otros malos, alegrías, tristezas, éxitos y fracasos. Fué una de esas personas a las que llegué a considerar como"amigo" y de un momento a otro, justo al final de la carrera, en ese viaje que anhelamos desde primer semestre y por el que tratamos a toda costa de ir juntas, me abandonó. Afortunadamente no estaba sola, habían otros pocos que también hacían parte de este selecto grupo. Es triste y melancólico, nunca supe que fué lo tan malo que yo hice para que decidiera alejarse tan de repente, y que la amistad de tantos años se viera turbada por otros intereses, que a lo mejor no quiso compartir conmigo. Solo sé, que no soy tan mala gente como para sentirme culpable, además descubrí que por lo menos existen personas que valoran mi compañía mucho mas de lo que yo creía. Mire usted como es la vida, este rollo me puso a echar cabeza y concluí que es mas fácil encontrar a la media naranja que a un verdadero amigo.
Si, esos somos nosotros, los sin-amigos (o los de pocos) los que pocas veces conseguimos encajar con alguien, los que contamos con los dedos de la mano -y nos sobran- las categóricas "amistades" que tenemos, los que cuestionamos la sociabilidad a tal punto, que creemos que en vez de ser un defecto es una bondad poder tener siempre cerca a alguien que quiso conocernos de verdad no por la impocisión social de caerle bien a todo el mundo. La soledad es buena, y es mejor tener dos buenos amigos que diez grandes hipócritas. Reflexivo ¿No?

18 comentarios:

Tomáz dijo...

Mi círculo de amigos es pequeño y cerrado, creo que puedo contar mis amigos cercanos con los dedos de las manos, pero como son pocos los valoro mucho más.
No es usted la única asocial de la blogosfera, le aseguro que muchos creamos un blog sólo por la necesidad de hablar con alguien sobre cualquier tema, por ejemplo ¿quien va a escuchar en vivo y en directo las guebonadas de Don Blog Pérez? jajajajaja
Saludos

Tomáz dijo...

Ah otra cosa, gracias por el enlace a graficaturas, ya mismo la agrego al blogroll también.
Saludos desde Graficaturas también.

Elvis Elgato dijo...

Nightwriter, creo que piensas demasiado, simplemente unas personas son distintas de otras, es un hecho, cada mente es un universo, claro que a veces dos o mas universos convergen en ciertos puntos y aparecen grandes relaciones y despues simplemente divergen sin razon aparente, pero uno tampoco puede pretender ser "miss congeniality" todo el dia y caerle bien a todos!.
yo me quedo con mis dos o tres gatos de confianza, lo demas es politica, tu necesitas algo de ellos y ellos algo de ti, manejar la politica, no me pareces mala persona, solo que a veces uno ya no converge con otras personas, no te tortures!.
interesante post
chau y un saludo

Anónimo dijo...

creo que la pregunta que te haces es legítima.me parece preferible a dar por hecho que las cosas son así y punto. 'el mundo es así y lo único que vale es utilizarnos unos a otros', es la salida mas fácil. eso si, es algo trágica esta realidad de la distancia existencial entre seres aparentemente de la misma especie. si, es una realidad; pero esto no quita que sea dolorosa en parte, pues siempre está el deseo de llegar al limite de la soledad y transpasarlo, así sea por instantes..

gurzaf dijo...

Hola, le cuento, que no pensé con encontrarme con esta entrada tan particular hoy, y es algo que a pesar de que no lo había pensado, refleja mucho de lo que pienso al respecto, es casi como si yo mismo lo hubiese escrito, es decir, en cada detalle, exactamente en todo, hasta en lo de la amiga que de un momento a otro desaparece, es mas, hasta miedo me dío... Seguro que me aterra, encontrar tantas similitudes y también apoyo la idea de Tomáz al respecto. Saludos!!

Prometeo dijo...

estoy de acuerdo que son mejores dos o tres que sirvan a 100 que no ayudan a nada.. yo tampoco soy muy sociable, o mejor dicho digamos que conozco mucha gente por distintas circunstancias pero son realmente muy pero muy pocas las personas a las que "le presento mis sentimientos". Yo tambien pienso mucho en esto pero al mismo tiempo tengo muchas actividades que en cierta forma llenan esos vacios sociales, algo infalible es la pareja!!!! seguro.... y aunque me gustaria acercarme mucho mas a muchas personas tambien soy consciente que la gente son estrellas fugaces en nuestro cielo, asi como nosotros lo somos en el de los demas... lo importante es disfrutar esos momentos efímeros para asi tener los recuerdos y pensar que más adelante muchos mas vendran que tambien se iran. No se, las relaciones personales son de esos temas que nada es la regla y todo puede ser bueno y malo, muy muy complicado....

DoctoraCapital dijo...

Señorita desvelada: Que pena comentar tan tarde, pero es que soy una tarada. Estoy totalmente de acuerdo con usted. Realmente es mejor tener pocos amigos verdaderos, que cincuentamil personas que no dan un peso por uno. Yo creo que la gente que es "amiguera" en realidad también tiene pocos amigos verdaderos. Y lo bueno de ser selectivo con la vaina, es que uno se hace a personas que valen la pena. Los que huyen chinita, son los que no lo valen.
Considero que no tengo un millon de amigos como Roberto Carlos, y que de mi soledad he sacado un par de cosas buenas, pero la vida debe ser equilibrada y a veces es bueno tener con quien charlar.
un fuerte abrazo!

Yara dijo...

¡Amigos! Noo ni cantando la de enanitos verdes, no soy hábil con las personas, puedo caerles extremadamente mal o muy bien, pero me aburre cualquiera de las dos, NO TENGO AMIGOS, si ahorita me muero, a duras penas tengo quine me cargue, ( toca pedirle ayuda al señor de la carroza).
Y en el carelibro apenas cuento como 20 ñoños, (igual esos no sirven de nada).

Nightwriter dijo...

Tomáz: Será que los desocuopados que tenemos blog somos unos asociales de primerazo? quien sabe, a lo mejor aquí esté nuestro verdadero círculo social! vaya uno a saber...
Ah! y por lo del enlace, pues de nada, tomasito su irreverencia gráfica tenía que tener un espacio en este chuzo obviamente!

elvis:tiene razón, no es necesario matarse la cabeza pensando en eso. pero tampoco trato de ser "miss simpatía" me quedo con los tres gatos que también tengo de amigos...

Anónimo: aunque viéndolo bien, esa distancia existencial entre seres de la misma especie nunca se va a poder llenar por mas amígos que se tengan. traspasar ese límite de la soledad de vez en cuando, es lo que permite conocer a veces seres extraordinarios. Claro, esa "huella digital" creo conocerla....

Gurzaf: Depronto,tanto usted como yo tenemos ciertos temores y conceptos a priori similares cuando de las relaciones humanas se trata. que bueno que se haya identificado tan detalladamente con este superfluo post, por instantes creí ser la única.

Prometeo: Me gustó eso de las "estrellas fugaces en el cielo" ¿sabe? quizás usted tenga algo de razón y a lo mejor yo estoy perdida en ese inmenso cielo....

Doc: ya extrañaba su paso por estas vacías tierras,que bueno tenerla aquí!
Bueno, finalmente yo tampoco tengo un millón de amigos -ni quiero tenerlos- y al igual que usted le he sacado mucho fruto a mi asocial soledad!

Yara: jaja! creame, no sería el único que necesitaría ayuda para cargar el cajón. Siempre lo he dicho, los "amigos" del facebook son simples contactos, nada mas; o "estrellas fugaces" del cielo del que decía prometeo....

A todos Gracias por sus comentarios!!

El Caballero Inexistente dijo...

Llegué tarde, pero llegué y eso, finalmente, es lo que cuenta. Creo que todos estamos de acuerdo en que lo importante no es la cantidad, sino la calidad. Frase desgastada por el excesivo uso, pero que cae perfecta para esta ocasión. Soy de esos que pasan el día del cumpleaños esperando que el teléfono suene, soy de los que termina el día, con el sinsabor del anonimato y el descrédito de quienes considera importantes en su existencia. Soy de los que se entrega por completo y a causa de esta entrega, ha quedado relegado socialmente. Sin amigos y sin amores, este ser que te escribe, te brinda su amistad, sincera, incondicional, permanente, ¿te interesa?

Esteban Dublín dijo...

No sé, creo que de vez en cuando está bien conocer uno que otro hipócrita. A mí, al menos, me colma el espíritu saber que puedo encontrar una persona mejor que él.

Te agradezco mucho la visita frecuente a los cuentitos. El tuyo está en espera, así que paciencia.

El peregrino dijo...

Una de las características de la posmodernidad ha sido la vulgarización de la sublime "philía" de los griegos." Hola amigo", "amigo, ¿a cómo vende el minuto a Comcel?", "250 amigos en el Facebook", "Fulano y Fulano ahora son amigos".
No te sientas culpable, hazte amiga de ti misma y ya está. Consuélate al menos pensando que los que te leemos somos amigos de tus escritos y no te jodemos para nada la vida.
Buen post.

blueandtanit dijo...

yo durante un buen tiempo no tuve amigos y fue una etapa que a ratos, aunque suene raro, extraño, fue la etapa en que más leí libros, aprendía a ser sociable de la forma más extraña, lo dije alguna vez en mi blog, una profesora le puso a mi madre la queja de que yo no tenía amigos, mi madre dejó de ir a trabajar ese día para asistir a la reunión y escuchar eso, se puso a llorar y se sintió indignada, así que fuí más amigable por no hacerla sufrir, en el colegio conocí muy pocas pero muy bellas personas después de eso, aún son mis amigas, cuando entré a la universidad dejé de sentirme extraña porque mucha gente se parecía a mi, jeje, cuando en el colegio éramos algo así como las raras, jeje, me alegra recordar todo esto con tu post, saludos y no te preocupes.

Ivan Andrade dijo...

Es que en realidad amigos hay muy pocos. Lo que pasa es que hoy en día todo el mundo se dice amigo, pero uan cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Un amigo es muy difícil de encontrar, no se puede confiar en cualquiera.

Saludos

Sandel dijo...

Elvis Elgato tiene una opinión muy realista pero que para ciertos de nosotros, los ‘busca amigos’, difícil de aceptar y a lo mejor ‘moriremos’ en el intento. Las sociedades son cada vez más individualistas y la gente se encierra en círculos cada vez más pequeños. Son entonces muy escasas las personas que brindan algo sin esperar nada a cambio. Los otros, los conocidos, nos permiten intercambiar favores en la más estricta reciprocidad. Te doy si tú me das, es el nombre del juego. Salu2.

Quime Atópica Videosa dijo...

Yo siempre he sido mala con los grupos, sin embargo, hay momentos en los que la palabra cobra vida y no hay quien me pare, le puedo contar mi vida en 15 minutos a cualquiera. Jajaja, tal vez Tomaz y Blueandtanit puedan dar fe de ello. Sin embargo, yo he tenido suerte, pues no es que tenga millones de amigos, en realidad también son pocos, pero después de años de fidelidad y de incondicional apoyo, pues bueno, repito, creo que he tenido suerte. Por otro lado... uno no la cree, pero hay más de un lambón morboso que aparecerá en el funeral, eso es típico.

Saludos...

Arturo Cendales dijo...

Sociaaaaa.... Te mando un abrazote... gracias por tu comentarios, te respondo siempre en el mismo articulo... Como va todo? --si tienes facebook, buscame, vale?-- chaoooo.

Nightwriter dijo...

Caballero: hemos comprobado que es mas importante la calidad que la cantidad, definitivamente. Claro me interesa, esperemos no te escabullas como todos!

Esteban: si, a veces es mejor conocer hipócritas con eso no caemos tan fácil!

Peregrino: Buena idea,tengo unos buenos amigos de mis letras y soy amiga de otras, ninguno se jode la vida mutuamente, que maravilla!

Blueandtanit: yo también tengo gratos recuerdos de mi sociabilidad en el colegio y la diferencia enorme en la Universidad, definitivamente uno no es el único menstrete!

Ivan: Claro señor, así como es´difícil conseguirlos, es complicado conservarlos. será ese mi error?

Sandel: claro! como dijo la Doc, tampoco se trata de tener un millón de amigos.

Quime: mija, que suertuda es usted, yo estoy en proceso de descubrimiento. desde ya los invito a mi funeral si no hay quien cargue el cajón... uno nunca sabe!

Arturo: hola socio! siempre los leo de nuevo. ok haré la tarea!

A todos gracias por sus comentarios!