17 de julio de 2009

Drama Bestial…

Este parece ser el país de los imposibles-posibles, donde todo lo que no debe pasar pasa. No entiendo cómo ni por qué, pero es espeluznante que sea la realidad que vivimos. Si se trapea el piso con los derechos humanos, mucho mas con los de los animales, y si no se respeta la vida ¿Para dónde vamos? Seremos simples fósiles enterrados en las ruinas de nuestros propios errores.
Creo que nos volvimos locos. Desde hace poco según la corte se autorizan las peleas de gallos, la tauromaquia, el coleo y otras actividades cuya principal atracción es el sufrimiento, y/o la dolorosa y lenta muerte de los animales, bajo la excusa de que hacen parte de la expresión cultural del país y es una manifestación artística de las tradiciones mas arraigadas de los pueblos colombianos. Los ecologistas y protectores de animales son unos payasos, esos espectáculos son sólo una celebración, pues estos seres no hablan, entonces no importa que sufran si finalmente a la gente le gusta verlo y de eso viven muchos. ¡Vaya cultura! saciar la sed del sadismo, apostar y vender boletas para ver cómo matan a un toro con punzantes instrumentos o un par de gallos pelean incitados hasta que uno de los dos quede muerto.
Ahora le toca el turno a Pepe, quien desamparado junto a sus otros compañeros se pone en la mira de las autoridades por su estorbosa presencia y peligro de que ocurra una “tragedia” y por eso autorizan legal y abiertamente su cacería bajo decreto. Lo encuentran, Pepe es uno de los hipopótamos de la legendaria hacienda de Nápoles e inmediatamente lo dan de baja. Su cadáver era el trofeo de la efectividad de dicho decreto después de que todos los organismos competentes se echaban el pato entre sí, con el argumento de que no se podía mantener -por presupuesto- a esos animalitos, ya que incurren en demasiados gastos.
No hubo poder humano que lograra salvar la cacería de estos exóticos ejemplares, y como no hay plata para tenerlos, ni para mandarlos a alguna reserva o al menos a un zoológico, pues lo mejor es darles bala y se soluciona el problema, no se invierte mucho y todos duermen tranquilos.
¿Fue una decisión a la carrera? No, todo se hace por el bien del pueblo, finalmente Pepe y los suyos transmiten enfermedades a la gente, los molestan y causan pánico, así que no es bueno tenerlos cerca. ¿Qué si importa? No, son animales, y en Colombia, los animales no sienten, no sufren, un hipopótamo mas, un hipopótamo menos que mas da. Entonces hagamos lo que mejor sabemos hacer que es ponernos el fusil y matar a diestra y siniestra.
Es increíble las locuras que pasan aquí, creo que si se hiciera de adrede no saldría tan bien. El poderío humano reina sobre todas las cosas porque simplemente el hombre es el dueño y señor de todo ser vivo existente en el planeta y en nuestro caso por la tacañería (porque estoy segura de que pueden haber recursos) se tomen semejantes decisiones, así pasó también con la ley de víctimas, se hundió por “plata” y mejor se toma el camino de las balas como la salida a todos los percances inesperados o esperados.
No nos digamos mentiras, ya la vida no importa: Falsos positivos, tauromaquia, desaparecidos, masacrados, Amazonas agonizante, gobernadores que adornan las casas con butacas de patas de elefante, cadáveres de hipopótamos mostrados como trofeo… Todo tiene una buena excusa burocrática y poca validez de las vidas sacrificadas. Si no hay nada mas importante que un fusil entonces sugiero que lo incluyamos en el escudo, y dejemos que el color rojo domine la bandera. Eso sí, de presentarse alguna eventualidad disparen, apunten y fuego. Así podrán dormir tranquilos.

11 comentarios:

gurzaf dijo...

Si la mayor parte de la comida de la gente es brutalmente asesinada y masacrada, después de una 'vida' muy corta de esclavitud total, casi sin movimiento, comiendo todo el tiempo, siendo modificada geneticamente y aun asi tratada como simple producto, pos no se puede culpar a nadie, es decir, que caso tiene.... saludos! Go Vegan!

Tomáz dijo...

Hola Nightwriter, me alegra mucho leerla de nuevo.
Estoy de acuerdo con usted. Aunque muchas personas no ven en este acto más que una cortina de humo, a mí me parece un triste reflejo de la superioridad que el hombre cree tener sobre los demás habitantes de la tierra, y, aseverando más, me atrevo a decir que es una consecuencia de la religión y su creacionismo.
Saludos.

Arturo Cendales dijo...

Hola Socia! Hace poco leí un libro de un tipo llamado Germán Puyana sobre la cultura del colombiano y allí dedica un capítulo entero a la violencia, defendiendo la idea de que ésta está en el inconciente del colombiano más que en el contexto de pobreza, desigualdad o cualquier otra razón también, por supuesto, obvia.
Los dizque deportes que incluyen animales, son al parecer, solo otra muestra de la violencia endémica arraigada al pensamiento del paisano promedio. Que tristeza.
Saludos socia, gracias por tus textos.

Gabriel U.S. dijo...

Lo malo, desde su condición más íntima, no tiene límites.
Desde sus orígenes el ser humano ha impuesto su especie por encima de las otras. El entorno de la vida del hombre que camina sobre sus extremidades inferiores ha cambiado y lo ha hecho tan radicalmente gracias a su forma, casi siempre, veligerante e impositiva de intervenir los espacios que ocupa. Todo es lamentable, todo es triste, por eso, en las noches, se escucha el rugir de un mundo motibundo, un planeta enfermo como sus gentes.

Anónimo dijo...

la manera como expresas la situación me transmite una profunda sensación de absurdo.y ver que todo puede ser justificado de alguna manera por leyes y conveniencias.

Ivan Andrade dijo...

A la colombiana: a balazos y con poco gasto. Dios no quiera que se gaste el presupuesto sin que se lo puedan robar.

Saludos.

blueandtanit dijo...

totalmente de acuerdo, pero somos tan hipócritas que intentamos aparentar a veces que si nos duele e importa, te invito a que leas lo que escribí al respecto en mi blog.

por cierto, a veces siento que todo esto se hizo para remover las cenizas de la muerte de Pablo Escobar y viejos rencores del estado.

abrazos y éxitos

Elvis Elgato dijo...

Hummm, gran post, hay varias cosas para comentar. A mi no me parece raro que se haya autorizado dichos espectaculos como muestra de identidad cultural, es que esto es Colombia carajo!, aqui si no es por las buenas es a plomo!, entoces no es raro que esos espectaculos nos representen, si, y digo nos porque todos somos parte de este problema, hasta que lo seamos de la solucion, llevamos 200 años en guerra!
Un santuario selvatico en Costa Rica pidio que les enviaran los hipopotamos y ellos se encargaban, pero ahi salio que no habia plata pa ese paseo, yo me pregunto que carajos paso con todo ese poco de millones que le incautaron a Escobar en sus casas y fincas, eso sin hablar de la plata de las cuentas en Panama y Suiza de las cuales nadie da razon, en especial la DEA, llevar los berracos hipopotamos a Costa Rica costaba como US 15.000 o algo asi, eso es una bicoca de lo que le quitaron a Escobar, a mi me parece que el derecho del asunto era haber usado algo de esa plata para trasladar a los Hipos, que vaina, el mayor problema de Colombia son los politicoas. "fósiles enterrados en las ruinas de nuestros propios errores", que frase!, lapidaria pero cierta!, chau Nightwriter y un saludo.

Yara dijo...

¡Bah! Eso me mama de este país, “raza que mata por placer, por sospecha, por diversión o porque sí”, tú no sabes cuando el guache que esta a tu lado le da la locura y empieza a volear pata o a disparar tras una borrachera, no estoy de acuerdo en que se incluya un fusil en el escudo, mejor una ametralladora, dispara y elimina mucho más, tal vez empezando desde cero todo cambie.

ABRAZOS

Pd: estuve mirando el chuzo y los comentarios funcionan bien, NIGHTWRITER ¿PORQUE ME HAS ABANDONADO?

Lucas dijo...

La verdad yo no entiendo cual es el escandalo con el pobre hijuepútamo.

Mejor dicho, si entiendo. Lo que no entiendo es que los habitantes de un país en el que nos cortamos unos a otros con motosierras, nos escandalicemos más porque maten a un hipopótamo que porque maten a un campesino.

Nightwriter dijo...

Buernas las tengan todos:

Gurzaf: Si, tengo una posición muy radical frente a eso de la forma en que comemos, la forma cruel en la que los animales se convierten en producción en serie sólo para saciar nuestro espíritu carnívoro. Es cierto, quizás algún día elija el veganismo como mi estilo de vida.

Tomáz: Si, lamentablemente nuestra posición de seres superiores a los otros animales nos ha llevado a ser unos despiadados asesinos de éstos. Religion? bueno, muchos beatos dirían que no.... pero algo tendrá que ver.

Arturo: LA violencia hace parte innata de nuestra idiosincracia, que lástima que así se. La pregunta es ¿será que no podremos hacer algo para que así no sea?

Gabriel: "un planeta enfermo como sus gentes" Claro, por eso estamos aasí, pir creernos los dueños de cuanto ser vivo existe. Acabamos con el planeta mismo y luego nos echamos la culpa unos y ottros de nuestras desgracias. el único remedio es una dosis de conciencia de nuestro entorno.

Anónimo: Justo eso era lo que quería transmitir. Un absurdo que se justifica en simples leyes, que porquería.

Iván: Blazos y el robo del preupuesto, ¿Por qué me suena tan familiar? que cosa mas colombiana ola!

Blueandtanit: Lo increíble es que después de tantas cosas que pasan en colombia, llegue Pepe a ser una víctima aún mas indefensa de todo este rollo de conflictos absurdos. Ya me eché la pasadita por su blog, espero lea mi opinión.

Elvis: Claro! esos escaasos Us 15000 es solo´una pequeña parte de lo que todos esos corruptos se roban, pero para salvar la vida y mas de un animal nunca hay presupuesto.

Yara: Si una metralleta bien grande sería el adorno perfecto. Quedaría bonita sobre un fondo rojo que muestra toda la sangre derramada para solucionar todos los problemas estatales. Mano firme metralleta fuerte.
PD no yarita, no te he abandonado, tú eres el consentido de este chuzo.

Lucas: Es una extraña paradoja, pero, si es injusto que asesinen a un campesino inocente, ¿no es mas injusto que maten a un animal y lo desmiembren sádicamente sólo para salir de un chicharrón burocrático? Ellos también son seres vivos y no tienen por qué correr con la suerte de morir en medio de un fusil de un indoliente ser humano. Obvio, el campesino tampoco.....

A todos gracias por sus comentarios.