10 de agosto de 2008

No me gusta el fútbol. ¿y qué?

Según mis mediocres estadísticas mentales, calculo que el 90% de hombres que conozco tienen algo muy en común: Les gusta el fútbol. La diferencia es simplemente la clase (de equipo no?) unos, Millonarios, otros, Santa Fe, otros, América, otros, Nacional, otros el fútbol europeo porque creen que el colombiano apesta; que entre otras cosas quedo perpleja al saber como les rinden de pleitesía a todos esos equipuchos: Manchester, Real Madrid, etc. etc. A ver cuantos europeos le echan el ojo a un partido Chicó- Medellín, a ver ¡digan!

Lo cierto es que si yo fuera hombre, me saldría del promedio; odio el fútbol, no le encuentro gracia a Ronaldinho, Kaka, Beckham, incluso ni Pelé y Maradona; ni tampoco a sus equipos, ni sus barras, ni sus goles, ni sus torneos ni nada, ni siquiera a un mundial (bueno de pronto la ceremonia de inauguración, nada mas!). Muchos de ustedes dirán que es mas por mi naturaleza femenina, les cuento que no. Otra de mis mediocres estadísticas mentales dice que en estas épocas las mujeres aumentaron su gusto por el fútbol en un 70%, es decir que hoy son muy pocos a mi alrededor los que de verdad, no le encontramos gracia a este opio del entretenimiento.

¿Que soy antipatrióta? ¿no apoyo a la selección? No, la verdad no me interesa si gana, si pierde o si empata, ni siquiera me incentivan sus jugadores, me parecen horribles (casi todos), otra razón mas por la que no podría invertirle 90 minutos de mi "valioso tiempo"

Acéptenlo, el fútbol es una vitrina publicitaria que maneja millones de dólares al año (hablo del internacional) los futbolistas de reconocida talla ganan mas por ser la imagen de Adidas o Nike,Calvin Kelin, Gucci y otras afamadas marcas, por lo que la disciplina futbolística pasa a un segundo plano. En el fútbol, el jugador es una mercancía: un equipo compra a un man que tiene fama porque hace goles, tiene buena pierna, se casó con una famosa modelo y sale en infinidad de comerciales por una suma astronómica de euros, el jugador suma en su cuenta bancaria una buena cantidad de divisas y tan pronto otro equipo mas platudo que el anterior le hace una propuesta mas jugosa, se va sin dejar rastro, pierde su identidad y se convierte en un objeto que compran y venden, así como una casa, un shampoo u otro artículo. Estoy segura que Adam Smith e incluso Keynes se habrían vuelto locos con este espectáculo y explicarían sus teorías a partir del afamado fútbol, con eso todos las entenderíamos.

No me gusta ese absurdo mundo, algunos jugadores son espectaculares tienen buen cuerpo y cara, pero no dejan de ser futbolistas en su mayoría ignorantes (eso dejémoslo para otro post) incluso en Colombia, el 60% es acreedor de nombres raros, pero casi ninguno estudia una carrera, lee un libro o sabe algo que no sea sobre su equipo al que juega (algunos ni siquiera saben de fútbol) Son, en pocas palabras como las reinas de belleza, pero en versión masculina.

Admitámoslo de una vez, el fútbol dejó de ser un deporte, tampoco es cultura; no es mas que un producto del mercadeo que se rige bajo el libre juego de la oferta y la demanda, donde el tráfico legal de personas (¿o personajes?) es el pan de cada día. El fútbol perdió en mí su gracia, y hace rato, y eso que cuando niña lo veía sin problema.

Por eso si me preguntan que si me gusta, digo que no, no solo porque no me llama en lo mas mínimo la atención sino porque no es mas que un lucrativo negocio donde lo único que lo mueve son los dólares y los Euros, el deporte como tal ya no existe, murió para mi.

Paz en su tumba.

PD. Querido lector futbolmaniático: no tome a mal el contenido de este post, es solo una humilde opinión de esta, su servidora, no tengo nada en contra de los fanáticos y seguidores ni mucho menos de los futbolistas, simplemente es una forma marginal de interpretar, lo que a mi juicio es un fenómeno del marketing. Disculpe usted.

15 comentarios:

Aleja dijo...

Pues.... que te digo hombre!! la verdad es que a mi si que me gusta el futbol y fresca que no me senti agredida jajajaja, aunque no es mucho lo que se me entretengo viendolo. El de Colombia no lo veía,pero ahora que estoy en España si que veo algunos y más hace poco que fue la eurocopa.
Pa' gustos los colores asi que bien por el post jajaja

John Yara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
John Yara dijo...

Jejejeje, que buen post, desde mi disciplina siempre he pensado que el practicante que posee buena técnica futbolística tiene bajo coeficiente intelectual, la verdad no conozco al primer nerd, que juegue bien al fútbol, pero si mucho ñero que la mueve o acaso ustedes creen que Llinas o Patarrollo juegan eso, pongan a jugar a Mokus a ver cuánto goles hace… (los hace en otros campos) en lo personal ni me va ni me viene, total no gano nada con seguir a un equipo.

Yara dijo...

mmmmmmm, es patarroyo, jejeje es que escribí después de salir de un partidito, ustedes entienden…

Kar-Eq dijo...

Pero si una mujer q le guste el futbol es lo maximo, pero q le guste en serio, no que empiece, ve, mira la cola de este man, mira las piernas de este otro, mira el bulto del negro, no se, no puedo entender como no te gusta el futbol, q tristeza

Licuc dijo...

No eres la única, es la verdad y para no gustarte el fútbol hiciste un gran esfuerzo documentándote para escribir este post.
A mí me da risa es la súper pinta de David Beckham y su terrible voz, parece la de un ruso o algo parecido, él es sexy pero callado. ;)
Ya actualicé por cierto y quizás te sirva la herramienta de feeds que tienen los exploradores de internet para saber cuándo los bloggers que lees actualizan sus espacios.

Arturo Cendales dijo...

Hola, me divertí como enano con el artículo. Buenísimo, sin embargo, no sé si siendo hombre llegaras a opinar lo mismo. En mi opinión, cuenta también la parte sicológica combativa masculina, que se esconde en este deporte, por eso mismo surgió y tiene más popularidad que el ajedrez simplemente porque se asemeja más a una guerra.

Es cierto lo del marketing, pero también es cierto que eso ha marcado el "progreso" del cine, la literatura, hasta la ciencia. Y no podemos dejar de lado que el deporte como tal, (el que jugamos los chicos los domingos con los amigos) tiene también una magia especial que no es transmitida por futbolmanía RCN...

Un saludo gigante, desde El hombre de las leyes. Socios blogueros, si quieres. Un abrazo inmenso.

Ivan Andrade dijo...

En cambio a mi el fútbol me vuelve chango. Yo como fútbol, sueño fútbol, vivo fútbol y tomo Coca-Cola.

Pero si es cierto que ya es mucho negocio y eso daña al fútbol porque otras cosas empiezan a primar por encima del espectáculo del deporte. Lástima.

Saludos.

Bilioso dijo...

Ni me gusta ni me disgusta ese embeleco. Son sólo unos personajes sin educación dándole patadas a una pelota. No me apasiona ver macacos sudando.

Tomás dijo...

En cuanto al futbol, me divierte pero no me interesa...
Los sedentarios sufrimos sólo viendo esa tortura por 90 minutos.
Un saludo desde Don Blog Pérez.

@dri. dijo...

jajajaja tengo varias amigas q estarian totalmente de acuerdo contigo..... desafortunadamente yo soy hincha total y absoluta de Millonarios, (q me ha sacado varias lágrimas) pero entiendo tu punto y también creo q el coeficiente intelectual de la mayoría de futbolistas no es muy alto.

Sin embargo no se puede caer en generalizaciones, xq hay muchos atletas en general que puede q no hayan leido un libro en sus vidas, o no tengan carrera, pero le dan todo a un deporte y se esfuerzan x ser los mejores, para ejemplo solo hay q mirar los olimpicos....

Elvis Elgato dijo...

Se te olvido hablar de las "barras", conozco el caso por experiencia, ya que manejo un cafe internet y vienen unos patanes "hinchas" de america de cali, resulta que estos protohombres se dedican a escuchar y ver unos videos en you tube donde los "canticos" consisten en una serie de improperios e injurias contra los de otros equipos, la progenitora del arbitro, las progenitoras de los jugadores de otro equipo y un largo, largo etc. pero ahi no acaba la historia, estas escorias en sus "canticos" juran asesinar, descuartizar,incinerar y espacir las cenizas de todos aquellos que tengan la osadia de ser "hinchas" de otro equipo, que hermoso es el futbol, la pasion, eso si es pasion desenfrenada, tambien me comentaron que esta turbamulta en sus "ratos libres" se dedican a asaltar en los alrededores del estadio para reunir la platica para la boleta, el chorro y el conocido porro, para estimular el valor durante las trifulcas dentro y fuera de los estadios !!!, y su gran orgullo es afirmar que sacan corriendo al ESMAD, JA!!, estos personajes son el orgullo de sus equipos!!, personalmente a veces veia uno que otro partido de la seleccion, pero despues del desastre de USA 94, me divorcie de esa vaina, me harte de eso y ahora, lo siento hinchas pero me alegra cuando les ganan, cuando los golean es feriado nacional para mi, me encanta ver las caritas tristes despotricando del tecnico y de los jugadores y toda esa horda de borregos haciendole coro a "williansito", ja, lo siento pero asi es la cosa, chau y gracias por el espacio.

Angelita Perversita dijo...

A mí me encanta, me enloquece, me fascina el fútbol... pero desafortunadamente ya no tengo tiempo de seguir a mis equipos. Lo que sé es que aunque no entiendo esa aversión femenina por el fútbol la respeto; lo único que me molesta es esa maña de las viejas de agüarle la fiesta a los demás (espero que tú no lo hagas): me emberracan las novias que llaman a la mitad del partido, las que ponen a escoger a los hombres entre el fútbol y ellas y las que hacen mala cara todo el tiempo.
Tienes razón en lo de la publicidad´y en que se ha perdido el verdadero sentido de celebración (más con esos gamines sicarios hampones de las barras) pero aún así para mí el fútbol mueve emociones que casi ningún otro deporte mueve.
Esa es mi humilde opinión. Gracias por visitarme. Un abrazo.

Arturo Cendales dijo...

Pobre Elvis... al menos sobrevivió... nah.

El Cuajinais dijo...

El fútbol es mucho más que un simple partido o torneo, pero supongo que para entender eso habrá que jugarlo... además los hombres tenemos más esa predisposición a la competencia y eso...

Igual creo que el hecho de que el fútbol se haya convertido en un negocio sí lo perjudica, pero no le quita su esencia, ni hace menos espectaculares las jugadas de un Messi o un Gerrard.

... con la generalización de la 'estupidez' de los futbolistas sí estamos graves... eso prefiero ni comentarlo.

Un saludo :)